Turismo Sostenible: Mucho más que un tema de las grandes corporaciones de hoteles o agencias de turismo

Fomentar un turismo respetuoso con el ecosistema, con mínimo impacto sobre el medio ambiente y la cultura local es una responsabilidad de todos.

¿Qué vas a encontrar en este post?

Transformar nuestras acciones para dejar una huella positiva.

“Cuando conectamos la educación con el turismo, estamos uniendo dos fuerzas que pueden hacer de este mundo, un lugar mejor”

Taleb Rifai

Tan real como la frase de Taleb Rifai, la educación del hogar y escolar, son pilares fundamentales para generar conocimiento y conciencia de nuestras acciones y como estas de alguna forma terminan repercutiendo en nuestro planeta.

Enseñar a nuestros hijos a cuidar el medio ambiente no es algo imposible o difícil de lograr. Siempre se puede empezar con pequeñas acciones, dar el ejemplo, enseñar y dialogar sobre la importancia de cuidar nuestro planeta.

Que nuestros niños, puedan conectar con la naturaleza, sensibilizarlos ante los problemas ambientales, que entiendan el respeto por el otro, enseñarles que no deben tirar basura en la calle, el cuidado del agua y de la luz, el amor por los animales, son acciones que se pueden practicar en cualquier ámbito y que los niños pueden interiorizar desde pequeños.

Brindarles estas herramientas a nuestros hijos, es darles una poderosa enseñanza, ya que ellos son la clave para cambiar el mundo. Pero lo más importante es que le estás inculcando valores como el respeto y amor, no solo para la naturaleza, sino para las personas y todo lo que hay en el mundo.

Turismo Sostenible:
Eduquemos con el ejemplo.

El turismo sostenible es una forma de comprender el verdadero turismo: protegiendo las áreas turísticas en las que opera y, también, respetando a las personas, tanto al viajero como a la población local, pasando por el respeto al patrimonio cultural y natural de los espacios donde se produce.

Ahora bien, ¿a que hacen referencia los principios de sostenibilidad? Se refieren a los aspectos ambientales, económicos y socioculturales del desarrollo turístico, debiendo establecerse un adecuado equilibrio entre estas tres dimensiones para garantizar su sostenibilidad a largo plazo.

Asimismo, el turismo sostenible debe mantener un alto nivel de satisfacción turística y garantizar una experiencia significativa para los turistas, sensibilizarlos sobre los problemas de sostenibilidad y promover prácticas de turismo sostenible entre ellos.

Uno de sus principales objetivos es que el turista sea consciente y no deje una huella negativa durante su paso por los lugares que visita.

Valores como el respeto, comprensión, responsabilidad, deberían ser parte de la mochila del viajero, un mantra que acompañe a todos aquellos que emprenden un viaje con las ilusiones de conocer un destino soñado.

Aportar nuestro granito de arena para lograr grandes cambios.

El turismo sostenible no es una tarea exclusiva de las grandes corporaciones de hoteles o agencias de turismo. Es un proceso continuo, que requiere acciones de todas las partes.

Es por eso que si retomamos la frase de Taleb Rifai, y hacemos foco en la educación, en la empatía, en estar atento a las necesidades del otro, en  la comunicación no violenta podemos empezar a vislumbrar y alcanzar una convivencia social agradable y justa para todos.

Estas prácticas de turismo sostenible, no son difíciles ni imposibles. Son acciones que entre todos podemos llevar a cabo en nuestro entorno y cada vez que visitamos un destino turístico.

Pequeños gestos sostenibles que hacen una gran diferencia:

Planificar un viaje es algo que la mayoría de las personas disfrutamos, pero no por eso, podemos dejar de plantearnos cuál es el objetivo de este viaje que queremos emprender. ¿Es un viaje de placer, descanso, cultural, laboral o de transformación?

Una vez que tengamos claro nuestro objetivo, podemos determinar cual es el mejor destino que satisfaga nuestras necesidades, sin dejar de ser respetuosos con el medio ambiente, la cultura local y la calidad de vida de las comunidades anfitrionas.

Para contribuir a un desarrollo más sostenible, todo turista debe ser consciente del impacto que genera y reducir todo lo posible la huella medioambiental que causa cuando visita el territorio.

¿Qué acciones podemos tener en cuenta?

Usa medios de transporte más sostenibles: Reduce el uso del avión siempre que sea posible. Para viajes cercanos hay que evitar volar, intentando utilizar otras formas de transporte menos contaminantes.

Si tienes que usar el avión, los vuelos directos son menos contaminantes que tener que tomar varios vuelos con diferentes escalas. Puedes buscar compañías aéreas que tengan las mejores políticas medioambientales.

Una vez que estés en tu lugar de destino puedes utilizar el transporte público como trenes, autobuses o metro y también la bicicleta es una excelente opción.

Informate antes de viajar:  Es importante que leas sobre el destino al que quieras viajar.

Cuanto más conozcas la cultura y las tradiciones del lugar, más puedes aprovechar el viaje y será más fácil comprender y respetar la forma de vida y costumbres de la población local.

Una recomendación no menor es que puedas planificar tu viaje fuera de temporada alta. Investiga cuáles son las temporadas turísticas del destino e intenta viajar en temporada baja. 

Vas a notar que hay menos gente,y vas a poder vivir una experiencia más real y de esta forma también ayudas a las comunidades anfitrionas en épocas que no tienen tantos ingresos del turismo.

Otro consejo es que aprendas algunas palabras del idioma local para generar una conexión  y confianza con la población local. 

Viaja liviano: Lleva poco equipaje, solo lo imprescindible. Usa ropa que sea fácil de lavar y que se seque rápido. 

Si viajas como mochilero o vas a parar en campings, busca llevar utensilios alternativos al plástico o al metal. Hoy puedes incluir cubiertos y platos de bambú.

Evita llevar muchos dispositivos móviles. Tratá de disfrutar del viaje y no estés conectado todo el día al móvil o a la Tablet.

Respeto por el medio ambiente y la cultura local: 

  • Reduce el uso de ciertos recursos escasos (como agua y energía)
  • Reutilizar ciertos materiales para darles una segunda vida
  • Recicla los que no puedas reutilizar
  • Gestiona bien los residuos de alto impacto medioambiental (como el plástico o elementos tecnológicos)
  • Evita comprar productos fabricados con plantas y animales, sobre todo si están en peligro de extinción (coral, marfil, etc.)
  • Elige proveedores turísticos que fomenten condiciones laborales dignas y justas, que respeten los derechos de los trabajadores.
  • En parques naturales, reservas naturales y otras áreas protegidas, busca reducir el impacto medioambiental que generas durante tu visita.
  • No tomes nada de sitios arqueológicos u otros recursos históricos y artísticos.
  • No debes cazar animales ni llevarte plantas o vegetación del lugar.
  • Lleva contigo algún recipiente para poder guardar la basura que generes durante la visita.
  • Usa protectores solares y anti mosquitos que sean ecológicos o que no dañen el medio ambiente.
  • Contribuye a la conservación, protección y regeneración de los ecosistemas acuáticos y terrestres del destino.
  • Visita solo santuarios donde preservan la naturaleza, no aquellos lugares que lo vuelven un entretenimiento para el turista.
  • Evita visitar lugares, espacios, parques, playas naturales que están de moda.

Busca proveedores y destinos éticos y sustentables

Cuando planifiques tu viaje, trata de buscar alojamiento en ecohoteles o eco resorts, que cuidan el entorno natural en el que se encuentran ubicados. 

Por otro lado, también hay que exigir una conducta ética a los proveedores locales (como hoteles, agencias receptivas, guías, etc).

Consume responsablemente

Es importante que el dinero que gastes en el destino revierta en la comunidad local. 

Compra productos locales, si compras souvenirs asegúrate de que están fabricados en la zona.

Prioriza productos de artesanos sobre aquellos que son producidos industrialmente. Trata de comer en restaurantes locales, que te ofrezcan productos locales.

Fuentes:

Turismo: Desarrollo sostenible

https://www.unwto.org/sustainable-development

https://www.unwto.org/es/tourismo-por-los-ods



Cómo ser un turista responsable

https://www.aprendedeturismo.org/como-ser-un-turista-responsable/

Todos podemos aportar algo para hacer de nuestra tierra un lugar mejor.

¿Quieres pensar con nosotros con el futuro del turismo?

¿Trabajas en turismo y necesitáis facilitación en el proceso de cambio?

¡Escríbenos! 

Deja una respuesta